Frase de la semana

“No son nuestras diferencias lo que nos divide, sino nuestra incapacidad para reconocer, aceptar y celebrar esas diferencias”.

Audre Lorde

 

Esta frase de Audre Lorde, quien dedicó su vida a confrontar y abordar las injusticias del racismo, sexismo, clasismo y homofobia, nos habla de una incapacidad que se ve en muchos temas y relaciones, que es la imposibilidad de ver al otro como un legítimo otro, y que pueda pensar, sentir o hacer distinto que yo.

Muchas veces nos da miedo o nos enoja reconocer que el otro piensa distinto y preferimos callar o no escuchar, inconscientemente uno evita abordar ciertos temas para no provocar una acalorada discusión, ¿pero esto resuelve algo o nos aleja cada vez más?

Si pudiéramos ver las diferencias como un regalo y no como un arma de enfrentamiento nos daríamos cuenta de que la diferencia puede sumar. ¿Quién me puede advertir del iceberg si todos miramos para el mismo lado? ¿Quién de mi equipo me puede enseñar algo que yo no sé u observo distinto si todos fuéramos iguales? ¿Quién podría tener una solución distinta en una pareja si pensamos siempre igual?

Empecemos por crear un contexto de confianza, escuchar sin interrumpir, prestando 100% de atención, apagando nuestro diálogo interno, preguntando por los hechos, incentivando al otro a profundizar para clarificar y reconocer las diferencias y aceptarlas si existieran.

Seamos libres de revelar lo que pensamos, con respeto, detectando y reciclando pensamientos tóxicos y sabiendo que lo no dicho, también impacta en nuestras relaciones.

Y podamos celebrar las diferencias y pensar que lo que el otro me dice me puede abrir un camino que no veía.

¡Buena semana!